Split y el Palacio de Diocleciano imprescindibles de Croacia

Pomalo es una de las palabras preferidas de los que viven en Split, significa “tómalo con calma”, a lo que se puede añadir: sentáte junto al mar, respirá profundo, servite un café o una cerveza y disfrutá de la belleza del paisaje. Así también lo hizo el emperador romano Diocleciano quien acorralado por las guerras y los conflictos internos abdicó en el 305 dC y se vino a vivir justo aquí. Mal no eligió. Split y el Palacio de Diocleciano son imprescindibles de Croacia, indudablemente.

Split y el Palacio de Diocleciano imprescindibles de Croacia

Split y el Palacio de Diocleciano imprescindibles de Croacia

La estación de autobuses de Split se ubica junto a la estación de ferrys que salen a las islas de la costa Dálmata (unos pocos pasos más allá es el lugar en donde atracan los numerosos cruceros que llegan a la ciudad). Justo a unos 200 metros, pasando el mercado al aire libre, se inicia la avenida costanera de palmeras y confiterías de toldos blancos y por detrás, las paredes que dan al palacio de Diocleciano. Este palacio es una ciudad dentro de otra ciudad, es el corazón de Split y un verdadero placer caminarlo. Entre sus murallas hay plazoletas, hoteles, iglesias, casonas, restaurantes, cafeterías, los antiguos aposentos del emperador y rincones inolvidables. Muchas de las piedras que cubren sus calles son las mismas en donde caminaron las legiones del imperio romano hace más de mil quinientos años.

01.-Costanera-de-Split,-Coacia

13.-Callecitas-de-Split,-Croacia

09.-Palacio-de-Diocleciano,-Split-Croacia-de-noche

Callecitas del Palacio de Diocleciano por la noche

Por las noches las calles del palacio de Diocleciano se vuelven alegres y misteriosas, alumbradas por faroles perezosos, con la música que se filtra desde pequeños bares; suenan las copas que se chocan en los brindis y el viento lleva el aroma ahumado de la madera que arde en hogares y cocinas. Hay dos vientos principales que todos saben reconocer muy bien en Split: el Jugo (también conocido como Siroco) que es húmedo y tibio y sopla desde el mar y nos cuentan que pone nerviosa, de mal humor a la gente de la zona. Y el Bura, seco y que viene del noreste, que limpia las mentes para que vuelva la alegría.

14.-Noche-en-el-Palacio-de-Diocleciano,-Split,-Croacia

03.-Palacio-de-Diocleciano-de-noche,-Split,-CroaciaEn los balcones de piedra cuelga la ropa recién lavada, un gato negro se escabulle por un callejón mientras lo seguimos para conocer nuevos rincones. En las paredes cada tanto aparece alguna pintada del Hajduk, el equipo de fútbol local, del cual todos son fanáticos y su hinchada se autobautiza como torcida, al estilo brasileño. Nos sentamos en el silencioso Peristilo, el patio interior que daba a los aposentos del emperador, el lugar que separaba lo sagrado de lo profano. A un lado la catedral de Split en lo que fuera el mausoleo de Diocleciano, bellas columnas corintias y enigmáticas esfinges traídas desde Egipto por los ejércitos romanos y nada más o casi todo, la luna bien brillante en el cielo. Y a pocos pasos nuestro alojamiento, en uno de los departamentos de Salvezani apartments, todo un privilegio. Ahora sabemos lo que se siente dormir dentro de un palacio

04.-Costanera-de-Split-de-noche

Costanera y Palacio de Diocleciano

De día es otra cosa, el palacio de Diocleciano se llena de contingentes de turistas que llegan en los cruceros que surcan el mar Adriático, de vendedores y de visitantes que no pueden dejar de darse una vuelta por aquí. Nos organizamos para recorrer el palacio por completo y empezamos en la puerta Norte junto a la estatua del obispo Grgur Ninski, quien en tiempos medievales luchó por introducir el idioma eslavo en las iglesias croatas.

07.-Puerta-Norte-del-Palacio-de-Diocleciano,-Split,-Croacia

12.-Catedral-de-Split,-Croacia

Catedral de San Duje

Pasamos por el Peristilo, a un lado el mausoleo de Diocleciano, reconvertido en la catedral de San Duje con la llegada del cristianismo a los Balcanes, como una clara venganza del tiempo a quien fuera un férreo perseguidor de los creyentes de la nueva fe. En lo alto sobresale la torre de la campana y más allá el Vestíbulo que era la antecámara de los apartamentos imperiales donde los visitantes esperaban que el emperador les diera audiencia. Todo el palacio de Diocleciano está dividido en cuatro partes y en este lugar se puede ver claramente. Hay cuatro columnas a cada lado que representan la tetrarquía en que el emperador había dividido el imperio cuando decidió abdicar. También está la entrada a los pasillos subterráneos del emperador, en donde hace poco tiempo se filmaron escenas de la serie Game of Thrones.

02.-Palacio-de-Dioclecano,-Split,-Croacia

08.-Palacio-de-Diocleciano,-Split,-Croacia

Palacio de Diocleciano en Split

Palacio de Diocleciano en Split. La parte que da al mar ahora es la costanera y fue rellenada por la basura que tiraban desde el Palacio.

19.-Sotano-del-Palacio-de-Diocleciano,-Split,-Croacia

18.-Torre-del-Palacio-de-Diocleciano,-Split,-Croacia

Torre de la puerta Oeste del Palacio de Diocleciano

Seguimos de paseo dando a callejones, a pequeños patios, a restaurantes y hoteles, a bellas obras de arte de siglos y al salir por la puerta Oeste, pasamos por la plaza Narodni, la principal de la ciudad. Es de trazado veneciano ya que la Serenísima República ocupó la ciudad en 1420, luego por el mercado del pescado y por la movida y elegante calle Marmontova. Al llegar a la Riva, la costanera de restaurantes, palmeras y veleros, pasamos junto a la plaza Republike y la iglesia de San Lorenzo y más allá vemos Matejuska, un sector de la marina en donde por las noches bandas de amigos toman cerveza y tocan la guitarra. Ese sector medio escondido y un tanto oscuro junto al mar, parece especialmente construido para ellos.

16.-Plaza-dentro-del-Palacio-de-Diocleciano,-Split,-Croacia

17.-Marina-de-Split,-Croacia

Escalamos hacia el tradicional barrio de Veli Varos, de casa bajas, antiguamente era el barrio de la clase trabajadora, pescadores, campesinos, carpinteros, porteadores, etc. Allí vivían todos los que no tenían dinero para hacerlo dentro las murallas del palacio de Diocleciano. En lo alto las vistas de la ciudad son hermosas y siguiendo el camino se llega a los parques de la colina de Marjan, buen lugar para estar en contacto con la naturaleza.

20.-Split-desde-Veli-Varos,-Croacia

En Split también hay playas, así que después de recorrer la ciudad, caminamos en dirección a la estación de ferrys y unos quince minutos después aparecen las playas de Bacvice, Ovcice y Firule. Son de cemento, de piedritas, algo de arena, con algunos bares y restaurantes. Hay gente bañándose en el mar de agua clara, mientras los nenes juegan en la orilla y los jubilados se concentran en el ajedrez. También se juega al Picigin, deporte inventado en estas playas y que se ha convertido en tradición. Se juega con una pequeña pelota y principalmente consiste en no dejarla caer al agua. En tan importante en esta zona, que todos los años se realiza el campeonato mundial de Picigin con visitantes de todas partes.

15.-Playa-de-Split,-Croacia

Playa de Bacvice, Split

11.-Playas-y-restaurantes-costeros,-Split,-Croacia

10.-Playas-de-Split,-Croacia

La noche es cálida, húmeda, hasta que se levanta un viento fresco que nos sorprende y nos vuela lo que llevamos en la mano. Mientras cruzamos la Riva camino a casa el viento persiste tempestuoso, parece que el Bura hoy no está para bromas.



Restaurantes que recomendamos en Split

11.-Restaurant-de-Split,-Croacia

Cenando en Villa Spiza

En Split comimos muy bien y por eso, aquí les mostramos nuestros restaurantes recomendados:

Villa Spiza: Ubicado dentro del palacio de Diocleciano. Pequeño y cálido restaurante, atendido por su dueño. Comida sabrosa y casera y además buenos precios.

Corto Maltés: También dentro del palacio de Diocleciano. Buena comida, precios término medio y decoración, como su nombre lo indica en honor al famoso comic que lleva su nombre.

Fife: Se ubica fuera del palacio de Diocleciano, cruzando la Riva y a pocos pasos de Matejuska. Comida barata y gustosa, de lo mejor en relación precio-calidad.

Konoba Varos: Es un auténtico restaurante croata, muy frecuentado también por los locales. Muy buena comida, sobretodo, pescados y mariscos. Cuesta un poco más que los anteriores, pero lo vale.

Tapa ASIA. Crónicas del Lejano Oriente

Tapa ASIA. Crónicas del Lejano Oriente

¿Ya conocés nuestro segundo libro? “ASIA Crónicas del Lejano Oriente” Con la misma pasión de siempre los invitamos a que nos acompañen en este viaje por ASIA a través de 54 crónicas que transcurren en Hong Kong, China, Filipinas, Myanmar, Camboya, Vietnam, Malasia, Tailandia, Japón, Corea del Sur, India y Nepal entre otros territorios. En ASIA Crónicas del Lejano Oriente se encontrarán con crónicas inéditas, nunca publicadas en el blog. ¿Te interesa saber más o comprarlo? Hacé click aquí.

¿Ya conocés nuestros libros? "Por el Mundo Juntos a la Par. La vuelta al globo en 80 crónicas" comprende historias de nuestros viajes por Sudamérica, Centroamérica, América del Norte, Europa, Sudeste Asiático, India y Nepal. Es una producción independiente y con tu compra nos ayudás a seguir viajando.

Comprar acá $280  

“ASIA. Crónicas del Lejano Oriente” es nuestro segundo libro de crónicas de viaje. 54 en un recorrido apasionante por Hong Kong, China, Filipinas, Myanmar, Camboya, Vietnam, Malasia, Tailandia, Japón, Corea del Sur, India y Nepal. Volamos por primera vez a Asia a fines de 2011 y quedamos fascinados con su diversidad, sabores, colores e historias. Regresamos dos veces más, en 2013 y 2014 y en total vivimos diez meses en el “Lejano Oriente”.

Comprar acá $300

Promo 2 libros juntos $530 escribinos a periodistasviajeros@gmail.com

Dejar un comentario