Alemania Literatura de viajes

Destinos Escritos: libros de Tokio, Japón

Destinos Escritos - Libros de Tokio

Newsletter de ciudades y libros

Onceava entrega de «Destinos Escritos« el newsletter que fusiona la literatura con la emoción de los viajes. ¡Para aprovechar en las vacaciones!

🇯🇵 Hoy nos vamos a Tokio en Japón 🇯🇵  

Si te perdiste las primeras entregas ya viajamos a: Atenas, Londres, Nueva York, Sicilia, Barcelona, Bangkok, París, Tánger, Buenos Aires y Berlín podés encontrarlas aquí también.

¿Tenés sugerencias de libros para recomendarnos?
¡Acompañanos en este emocionante periplo!

Sanja Festival, Asakusa, Tokio, Japón
Sanja Festival, Asakusa, Tokio, Japón

Destinos escritos Nº11:
libros de Tokio, Japón

En esta onceava entrega vamos a recorrer Tokio de la mano de nuestros libros preferidos, pero primero un poco de la ciudad.

Tokio es enorme, viven unas 14 millones de personas en su núcleo urbano y 36 millones en total. Es una ciudad moderna y con carácter que se ha ido transformando una y otra vez en los últimos 300 años por culpa de incendios, terremotos, las erupciones del monte Fuji y los bombardeos Aliados de la Segunda Guerra Mundial. A partir de las décadas del 50′ y 60′ con la expansión económica de Japón comenzó su renovación y modernización. 

Tokio, Japón

Tokio forma parte de unos de los capítulos de nuestro libro “Asia. Crónicas del lejano Oriente”

Se construyeron la mayoría de las líneas de Metro, la torre de Tokio, numerosos rascacielos y en 1964 se inauguró la primera línea Shinkansen de Trenes Bala, con motivo de la organización de los Juegos Olímpicos. La red ferroviaria y el Metro son el corazón y el alma de la ciudad, una estructura impresionante, de gran calidad; perfecta sincronización y puntualidad. Te recomendamos nuestra guía para recorrer Japón en dos semanas y Consejos para viajar a Japón.

Son varios nuestros barrios preferidos. Empecemos por el primero en donde nos alojamos por mucho tiempo: Nakameguro, que se despliega alrededor del río Meguro bordeado de arboles de cerezos. Hay cafeterías, librerías, galerías de arte y ambiente tranquilo. En esta nota te recomendamos dónde dormir en Tokio

Shibuya, es uno de los barrios más movidos de la ciudad y su cruce es el más fotografiad de Tokio. Además de la famosa estatua de Hachiko, en honor al perro que durante años esperaba a que su dueño volviera de trabajar, hay decenas de negocios y shoppings malls, como el Shibuya 109.

Akihabara, es el barrio del Animé, el Manga, los juegos de video y la tecnología. Se puede pasear por el mega shopping de tecnología que se les ocurra, algunos hasta tienen un tirador de golf en la azotea. 

Ueno y el mercado de Ameyayokocho, con infinidad de puestos, negocios y restaurantes con mesitas de plástico y precios bajos, para degustar buenos cuencos de arroz con salmón, atún rojo y mariscos. Además de montones de Pachinkos, las famosas casas de juegos japonesas, que son una mezcla de tragamonedas con videojuegos. A pocos metros se ubica el parque de Ueno, arbolado y tranquilo con el templo Benten do, el Kiyomizu Kannon, sus estanques, museos y el zoológico.

Ginza, el barrio chic de Tokio, con altos edificios espejados,  zona de ejecutivos, calles peatonales con tiendas de las más importantes marcas del mundo y con precios que dejan con la boca abierta. Además hay cafeterías,  restaurantes y antiguos edificios bien cuidados. También se ubican los parques imperiales, con árboles, un foso, murallas y el castillo en donde aún viven el emperador y su familia. Se puede ver desde afuera, solo se permite el ingreso al interior dos veces al año.

Shinjuku, muy entretenida para ir de noche y quedarse mirando los cientos de carteles de neón que hacen que la ciudad brille en todos los tonos del arco iris. Y por supuesto, cenar en alguno de los tantos restaurantes que siempre tienen alguna historia para contar.

Harajuku, otro de los barrios de Tokio en donde las diferentes subculturas han tomados las calles, en este caso la cultura pop, el gothic, el cosplay,  las lolitas y otros. Aquí se pueden ver sobre todo adolescentes y jóvenes vestidas de las maneras mas curiosas según su estilo. El centro principal es la calle Takeshita dori, llena de tiendas de souvenirs e indumentaria. No muy lejos de allí se encuentra el santuario Meiji, interesante visitarlo.

Roppongi, es el barrio de los rascacielos espejados, sede de empresas y oficinas y desde donde se pueden ver buenas vistas de Tokio desde las alturas. Además de grandes shoppings malls como el Roppongi hills, bares, discotecas, famosos cabarets, autos de lujo y trajeados ejecutivos de las empresas en busca de algunas copas y diversión.

¿Sabías que tenemos un podcast llamado Ciudades Esenciales? Escuchá nuestro episodio de Tokio acá

“Las campanas del viejo Tokio” de Anna Sherman

Anna Sherman es una escritora norteamericana que pasó una larga temporada en Japón.

La escritora explora Tokio, su lengua, tradiciones, cultura, habla con sus habitantes, indaga, retrocede en la historia y reflexiona acerca de los contactos de la cultura japonesa con la occidental, el budismo y el shintoísmo. El libro es un recorrido por la Tokio actual y por aquella Edo ancestral, cruzado por la crónica, los viajes y el reportaje periodístico.

Las campanas del viejo Tokio de Anna Sherman

📖 Libro de viajes. 2019

Sherman, explora la ciudad en busca de Las campanas del tiempo. Estas sonaban en los templos y daban diariamente la hora en épocas preindustriales. Mientras, vislumbra los cambios que se produjeron a partir de mediados del siglo XIX, en donde los días tenían 12 horas y se regían por los animales del horóscopo chino.

“Decidí seguir a Yoshimura y buscar lo que quedaba de su ciudad perdida. No tomaría las rutas de las autopistas elevadas, ni las vías de la línea Yamanote, que rodea el corazón de Tokio, sino que rastrearía las zonas en las que se podían oír las campanas, el patrón que en un mapa se parece al dibujo que hacen las gotas de lluvia cuando chocan con el agua. El viento podía llevar las notas del tañido de las campanas hasta la bahía de Tokio, o la lluvia podía silenciarlas como si nunca hubieran existido.

Un círculo tiene un número infinito de comienzos. La dirección que había tomado podía cambiar, igual que podían cambiar los círculos trazados en el mapa.

Había límites, pero no eran fijos.”

Conocé acá todas las opciones de experiencias y tour en español en Tokio

“Un lugar desconocido” de Seicho Matsumoto

Seicho Matsumoto fue un escritor y periodista japonés.

El protagonista de la novela es Tsuneo Asai, un eficiente funcionario del ministerio de Agricultura que alejado de Tokio por un viaje de negocios, recibe la noticia de que su esposa ha muerto de un infarto.

El modo en el que falleció y el lugar en donde se encontró el cuerpo harán que Asai empiece a investigar por su cuenta. Desconfía de la historia oficial, se obsesiona con el tema, recorre Tokio, contrata a detectives privados, se introduce en una historia de mentiras, venganza, infidelidad y extorsión.

Un lugar desconocido de Seicho Matsumoto

📖 Novela policial. 

“El hotel Tachibana estaba rodeado por un largo muro de cemento. Había varios árboles de hoja perenne y, entre ellos, unos ciruelos que aún conservaban algunas flores. Asai pudo ver un edificio de estilo japonés de dos plantas y otro edificio de estilo occidental de unas cuatro plantas. La entrada quedaba apartada de la calle. La puerta estaba formada por dos gruesos postes de oscura madera de cedro sin pulir. Justo antes de llegar a la puerta, un corto cercado de bambú sustituía el muro de cemento. Una vez cruzado el umbral, un tramo de piedras escalonadas conducía hacia el interior, rodeadas de gravilla negra y bordeadas por arbustos de azalea. Las piedras escalonadas estaban iluminadas por una hilera de farolas de piedra, y la entrada quedaba escondida tras unas cañas de bambú. Tanto los edificios como el jardín tenían un aire distinguido. Más allá de la puerta, había una apertura en el muro de cemento para que los coches pudieran entrar en el aparcamiento.”

“La biblioteca de los nuevos comienzos” de Michiko Aoyama

Michiko Aoyama es una escritora y periodista japonesa.

Cuando empecé a revisar los libros que iban a formar parte de las recomendaciones para viajar a Tokio con la literatura, el primero que vino a mi mente fue “Tokio blues” de Murakami. Una novela que sigo recomendando y que nos lleva a esa ciudad de la década del 60´ y habla de amor, soledad, melancolía y búsqueda. Pero, como seguramente ya la conocen, nos inclinamos por “La biblioteca de los nuevos comienzos”.

La biblioteca de los nuevos comienzos

📖 Novela contemporánea. 2020

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

“El 30 de septiembre, el día que cumplí sesenta y cinco años, fue también mi último día en la compañía.

Cuarenta y dos años al servicio de la misma empresa en los que —sin conseguir ningún logro significativo, pero tampoco ningún fracaso— si se me había reconocido por algo era por mi seriedad.

«Buen trabajo, jefe.»

«Muchas gracias por todo, jefe.»

«Cuídese, jefe.»

Recibí un ramo de flores y un gran aplauso y salí de la empresa con buen sabor de boca. Con una sensación de alivio, de satisfacción y también de cierto vacío.

Si bien a mi manera, había hecho frente a muchas cosas. Todos los días cogía el tren a la misma hora, iba a la misma oficina, me sentaba en la misma silla y tiraba adelante el trabajo que se me presentaba. Esos días habían llegado a su fin. Observé con atención el edificio de la empresa, le dediqué una profunda reverencia y me marché.

¿Y bien?

A partir del día siguiente… ¿Qué iba a hacer?

La temporada de la contemplación del cerezo en flor estaba a punto de terminar, así que me planteé ir a algún parque cercano.

Sin embargo, acto seguido cambié de opinión. No, mejor no. Eso ya lo había hecho mucho.

Todos los años, cuando llegaban los fines de semana de principios de abril, corría a ver las flores antes de que se marchitaran, pero ese año había sido distinto. Había tenido tiempo de verlas todos los días, desde que habían brotado los primeros botones hasta que habían florecido. De día y de noche, tanto como había querido.”

Otras notas que te pueden interesar

¿Te quedaste con ganas de más? En este link vas a encontrar las ediciones anteriores y posteriores de Destino Escritos.

Libros de Periodistas Viajeros

Además pueden conseguir nuestros libros tanto en formato papel como electrónico.
«Bebo y sé cosas. Historias de Europa«, Papel
«Yugoslavia y el laberinto de los Balcanes» (agotado en papel) / Ebook
«Asia. Crónicas del Lejano Oriente» Papel / Ebook
«Por el mundo juntos a la par: la vuelta al globo en 80 crónicas» (Agotado)

Libros e ebooks de Periodistas Viajeros

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.